¿Qué es lo más verde que puedo hacer con mis residuos.

Últimamente hay muchas opciones de que hacer con los residuos en la casa, vídeos de Facebook de como hacer todas las manualidades del mundo con botellas plásticas y cartones de huevo, campañas de reciclaje y centros de acopio y el camión de la basura que se lleva todo y lo desaparece de mi vista.

Pero ¿cuál es la opción más verde en el hogar?

Existe una pirámide de jerarquización que nos dice que preferir a la hora de gestionar los residuos y está incluida en la Ley 8839. Señala la siguiente:

1.       Evitar: También conocido como rechazar, es la opción más verde y más responsable. Evitar consiste en no aceptar la bolsa plástica para las compras en el supermercado, no utilizar vajilla desechable, preferir los alimentos sin empaque excesivo, no imprimir todo en la oficina. Y también es no comprar productos que se desechan al poco tiempo.

Es la opción más verde porque se previenen la generación, mientras se evita el uso de materias primas.

En este punto es: No lo compro = No lo genero.

2.       Reducir: Equivale a aprovechar al máximo, como utilizar la hoja de papel por el lado no impreso o como aquel juguete que a pasado por 4 generaciones en la familia.

En este punto es: Lo compré - Lo aprovecho al máximo.

3.       Reutilizar: Consiste en encontrarle otro uso al residuo para no desecharlo, pero sin modificarlo. Es como cuando usamos la botella de vidrio (de vino, refresco, agua) para guardar líquidos en la casa o para transportarlos.

Aquí es importantísimo nunca usar envases de refresco para guardar líquidos tóxicos como limpiadores, lubricantes y disolventes.

En este punto es: Lo usé – Le doy otro uso.

4.       Valorizar (reciclar): Ahora sí, después de todos los anteriores ya se pueden hacer manualidades con los residuos (ojalá manualidades útiles) o llevarlo al centro de acopio y usar los ecolones.

En este punto: Ya no lo necesito – lo reciclo.

5.       Tratar: Este punto es principalmente para cuando se generan residuos peligrosos, que es mucho más importante en las industrias. Pero igual en las casas siempre se generan algunos, por ejemplo, jeringas, algodones o algún otro material que haya tenido contacto con la sangre o vidrios quebrados.  En estos casos lo mejor es meterlos en algún envase que evite un contacto accidental y así desecharlo con el resto de los desechos.

Otro ejemplo es el aceite de cocina usado, este es muy contaminante si lo desechamos por la pila, por lo que lo mejor es irlo guardando en una botella plástica con tapa y luego desecharlo así con los demás desechos.

En este punto: Es peligroso – Lo trato.

6.       Disponer: Ya al final, si ninguno de los anteriores es posible, se debe disponer o sea desechar. Cuidemos a nuestros recolectores, no dejemos materiales punzocortantes que los puedan lastimar y siempre saquemos los llamados “no tradicionales” en las fechas que la municipalidad indica.

¿A uds como les va aplicando la pirámide de jerarquización? ¿Ya usaron los ecolones? ¿Saben la diferencia entre residuo y desecho?